Aprovecha el banco digital en tu bolsillo

Deposita Cheques

Contenido Patrocinado por Chase

El mundo entero ha tenido que mudarse al mundo digital en un apuro. La buena noticia es que la tecnología nos ofrece muchas herramientas para realizar tareas diarias desde la seguridad de nuestra casa. Entre ellas: la banca.

A la hora de manejar nuestro dinero, muchas de las transacciones y cosas que hacíamos tradicionalmente en papel y en persona de pronto se pueden realizar en línea y conectadas. Algunas personas estaban preparadas para este cambio, pero a muchos les tomó desprevenidos. ¿Podemos funcionar mejor en este nuevo mundo digital? Hay que comenzar dando un paso muy importante.

El cambio de mentalidad

Para ser exitosos en este nuevo mundo digital, lo más importante por el momento es cambiar la mentalidad de como manejar tu dinero y hacer transacciones. Si antes manejabas más el efectivo y hacías o recibías pagos en persona, es normal sentirse desconfiado al empezar a hacer estas transacciones digitales. Si ibas al banco a cambiar un cheque o a hacer un depósito, ahora, por tu seguridad, es beneficioso aprender a hacerlo con la computadora más conveniente y poderosa en la historia de la humanidad – tu teléfono móvil. ¿Que necesitas hacer?

Lo primero es bajar la aplicación de tu banco en tu teléfono móvil. Por ejemplo, si eres un cliente de Chase, baja su aplicación de banca móvil o mobile banking. Si tienes otro banco, puedes visitar la tienda de aplicaciones en tu teléfono, escribe el nombre de tu banco y encontrarás su aplicación.

¿Que puedes hacer con esta aplicación?

Depósitos de dinero

Si te llega un cheque por el correo– como el cheque de estimulo del gobierno que le está por llegar a millones de personas, el instinto es el de depositarlo inmediatamente y se lo que muchas personas están pensando…. “Si lo deposito directamente en el banco estará disponible más rápido”. Pero la forma MAS rápida es hacerlo desde el banco que ya está en tu bolsillo. Gracias a las aplicaciones de banca móvil, ahora puedes hacer un depósito usando tu teléfono móvil y estará disponible al día siguiente así que no tienes que ir a hacerlo en persona, lo puedes hacer desde la comodidad de tu casa.

¿Como es posible?

La aplicación que instalas en tu teléfono es como un pedacito de la caja fuerte del banco donde tu información está guardada de manera segura y gracias a la tecnología de reconocimiento de imágenes, la cámara de tu teléfono toma una foto clara que captura toda la información que necesita el banco para procesar tu deposito.

Cuando depositas un cheque en el cajero automático del banco o ATM, la máquina escanea el cheque y reconoce los números de cuenta y cantidades, pero siempre te pregunta que verifiques la cantidad del depósito. La aplicación en tu teléfono hace los mismo, pero con varias ventajas indudables.

Tu teléfono tiene una cámara con mucha mejor resolución que el scanner del ATM del banco y cuando tomas una foto de ese cheque, la aplicación del banco protege esa imagen usando un sistema sofisticado de cifrado y se lo transmite al banco seguramente. El banco lo recibe, lo procesa y lo acredita a tu cuenta. Por eso, es por lo que te pueden garantizar que el dinero va a estar disponible en tu cuenta al día siguiente.

¿Que más puedes hacer con tu app del banco?

Enviar y recibir dinero

Ayudar a nuestros familiares, pagar y recibir pagos y enviar remesas en la era antigua alrededor de marzo del 2020 se hacía en efectivo, escribiendo cheques o a través de servicios que necesitabas visitar en persona. La aplicación del banco en tu teléfono hoy mismito puede hacer todas estas cosas. Te cuento.

Todos los bancos del mundo están conectados entre ellos usando una red llamada SWIFT. Gracias a esto, puedes enviar dinero a cualquier familiar o persona conocida, aunque no use tu mismo banco. Una aplicación llamada Zelle, conecta a más de 100 millones de personas que tienen acceso a este servicio a través de su banco o unión crediticia.

Por ejemplo, si tienes una cuenta con Chase, puedes abrir tu app y seleccionar Chase QuickPay con Zelle, te inscribes y listo, puedes recibir y enviar dinero inmediatamente a cualquier persona. Si quieres saber si tu institución financiera funciona con Zelle puedes visitar zellepay.com y busca tu banco, es casi seguro que va a estar allí.

Lo que me gusta de Zelle es que el dinero que te pagan o envías a tu familia aparece en la cuenta en un abrir y cerrar de ojos. Si a la persona que le estás enviando el dinero todavía no utiliza Zelle, entonces le llegará un mensaje de texto o email explicándole que es lo que tiene que hacer para colectar su pago y punto.

Paga tus cuentas electrónicamente

Ya muchas personas hacen esto, pero conozco mucha gente, hasta en mi propia familia, créelo o no lo creas que todavía les gusta escribir cheques o ir físicamente a hacer pagos. Para pagar facturas o hasta la renta, puedes usar esta opción que te ayuda a pagar tus cuentas como la de la electricidad, el gas, el auto y mucho más y controlarlo todo desde un solo lugar. Y asi tienes también constancia electrónica de cuando se recibieron y debitaron estos pagos y programarlos.

Las alertas te ayudan

Como hay tantas cosas pasando a la misma vez, las alertas pueden ser tus amigas para mantenerte cuerda. ¿Como haces esto? Voy a usar el app de Chase como un ejemplo pero de nuevo, el app de tu banco también debe tener estas funciones.

Puedes crear un recordatorio de pago cuando se está acercando la fecha del pago. Abre la aplicación Chase Mobile, toca tu perfil y selecciona Manage Alerts o Administrar alertas. Allí, puedes poner alertas para cuando hay que hacer los pagos, cuando van a salir los pagos y hasta los pagos que ya se hicieron. Trata de priorizar las alertas para lo que es más importante para ti y así sabes lo que está pasando sin tener que abrir la aplicación para chequear tu balance constantemente.

Lo importante en estos tiempos es adaptarse a las nuevas condiciones y usar la tecnología como una ventaja a tu lado. La aplicación de tu banco te hace la vida más fácil ayudándote a hacer depósitos, hacer y recibir pagos, pagar tus cuentas desde un solo lugar y mantenerte al tanto de tu dinero, pero para sacarle ventaja hay que perderle el miedo y comenzar a usarla. Es como montar bicicleta, después que aprendes, verás lo fácil que es.