Todo es inteligente en el CES

Una reunión de los geeks

CES

Cada año, en una peregrinación como el salmón que va río arriba para desovar, más de ciento cincuenta mil personas invaden Las Vegas para el CES. El Consumer Electronics Show, como se conocía anteriormente, es una reunión de todas las cosas de tecnología, desde gadgets, hasta los últimos avances para casi cualquier industria imaginable.

Cada enero, tenemos que lidiar contra las largas líneas de taxis, los hoteles llenos y luchar entre miles de personas para captar un vistazo del último dispositivo de moda tecnológico, ya sea un zapato aspiradora o un gadget para regenerar el cabello.

Este año no fue la excepción; Llegamos, vimos y conquistamos, aunque no nos alojamos en el hotel Ceasar’s. Visitamos el espectáculo y transmitimos en directo a millones de personas a través del programa matutino de Univision, Despierta América, y muchos otros medios que querían ver las tendencias en tecnología para el 2017.

Mientras que la exposición se trata de electrónica de consumo, no es para los consumidores. Es una feria para la industria donde se realizan muchos acuerdos de distribución e incluso adquisiciones. También, es el lugar perfecto para ver desde una vista de 10,000 pies, lo que está sucediendo en las diferentes áreas de la industria. Aquí esta algo de lo que vimos.

Gadgets conectados

Desde todo tipo de asistentes virtuales a los dispositivos del Internet de las cosas, a los juguetes, la falta de conectividad ya no es una opción si desea que su producto haga un impacto. La fórmula es simple, toma un producto ordinario como un cepillo de pelo o un recipiente de basura, añade algunos sensores, una aplicación y algunas capacidades de monitoreo de Internet y tienes una fórmula ganadora para obtener algunos titulares. ¿Serán exitosos muchos de estos productos? No estoy tan seguro, pero son divertidos de observar.

El Show de Electrónica de Autos

Ese debería de ser el nuevo nombre de la exposición en las opiniones de muchas personas. Los fabricantes de automóviles han estado tratando de robarse los titulares de los geeks durante bastante tiempo y están teniendo éxito. Fabricantes como Ford, Chrysler, Toyota y Honda anunciaron conceptos y productos en la feria antes del North American International Auto Show de la próxima semana en Detroit. Para ellos, es una buena manera de invadir un territorio bastante virgen antes del show altamente competitivo de la próxima semana.

La batalla por el nuevo estándar de TV

UHD, HDR, LED, QLED, OLED son algunos de los términos que se están escuchando. El precio de los televisores orgánicos de diodos emisores de luz (OLED) se ha reducido considerablemente y aunque no llegará a los precios súper bajos de sus ahora viejos antecesores de LED, estos televisores prometen ser más delgados que nunca y ofrecen un sorprendente contraste y gama de colores, incluso mejor que los venerados plasmas que han estado fuera de producción por un tiempo. En lo que respecta a la resolución, HDR es la nueva estrella de la alta resolución, ya que el término parece haber cogido auge en el último año (nunca se sabe con estas cosas). HDR significa rango dinámico alto y básicamente es una mejor gama de colores y contraste. Proveedores de OTT (Over the Top, a través del Internet sin necesidad de cable o satélite) como Netflix y Amazon han adoptado el término así que adiós HD, UHD y bienvenido HDR.

Todo es un drone

Agregue algunos motores, materiales ligeros y usted puede convertir casi cualquier cosa en un drone o vehículo aéreo no tripulado. La cámara Hover Passport es una de estas ingeniosas invenciones. Es básicamente el tamaño de un cuaderno pequeño, cuando estás listo para volar, abres las cubiertas de la hélice como un libro y voila, tienes un drone con cámara portátil de 4K.

Haciendo los artículos estúpidos y comunes, inteligentes

Sí, los sensores son más baratos que nunca y se están colocando en todo tipo de dispositivos – si lo necesitan o no. Hemos visto la tendencia en los últimos años: un tenedor inteligente, un cepillo de dientes inteligente. Este año, vimos un cepillo de pelo inteligente, un latón de basura que escucha comandos de voz para abrir y una ducha con Wi-Fi, la válvula conecta a la nube que controla la presión, la temperatura y se puede conectar a otras duchas. ¿Hemos ido demasiado lejos? La respuesta es corta. ¡SÍ!

Conclusión

Al final, el CES es un gusto adquirido. Es como ese vino raro que no necesariamente sabes apreciar. Es caminar un montón, mirar un montón de cosas aburridas para encontrar las verdaderas joyas del espectáculo. Al igual que los mineros de oro de la tele, a veces se encuentra buen oro como gadgets e invenciones que hacen una diferencia real y, a veces, se encuentra muy pocas pepitas de oro después de caminar todo el centro de convenciones. Y entonces, como si todos tuviéramos la memoria de un pez de colores, volvemos y lo hacemos de nuevo el próximo año. ¡Viva el CES!

Comentarios Facebook