7 Consejos para ahorrar electricidad y reducir tu cuenta

Ahorrar electricidad energia

Ahorrar electricidad energia

Ahorrar electricidad no pasa de moda. Una casa promedio en los estados unidos tiene una cuenta de casi $2000 en utilidades al año según el departamento de energía. Mucha de esta electricidad se malgasta innecesariamente botando poquito a poco el dinero que cada día es más duro ganar. Aquí tienes varios consejos que te ayudarán a reducir tu cuenta eléctrica.

El termostato es tu mejor amigo o peor enemigo. En el invierno la calefacción consume el 31% de tu cuenta de electricidad y el aire acondicionado el 12%. ¿Qué quiere decir esto? Consigue un termostato inteligente que se pueda programar o que detecte cuando hay personas en la casa para que no gastes enfriando o calentando una casa vacía. Yo recientemente instalé uno que el primer mes redujo la cuenta de la electricidad más de un 50%.

Los bombillos ya no se compran basados en energía, se compran basados en la cantidad de iluminación que emiten. Por ejemplo, una bombilla de 60 watts incandescente (de las viejitas) emite 800 lumens. Busca una bombilla de LED o fluorescente que emita la misma iluminación que te garantizo que va a gastar mucho menos.

Etiqueta Lightning Facts

Tabla de conversión de Watts a Lumens.

100W 1600 Lumens
75W 1100 Lumens
60W 800 Lumens
40W 450 Lumens

La etiqueta EnergyGuide es obligatoria en todos los equipos electrodomésticos. Es necesario que entiendas lo que estás comprando para poder hacer un presupuesto.

Como leer la etiqueta Energy Guide

Compra electrodomésticos que tienen el sello ENERGY STAR ® que cumplen con las guías más rigurosas de eficiencia energética de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y te pueden ahorrar hasta un 40% comparado con equipos tradicionales. Los electrodomésticos como el refrigerados y las lavadoras y secadoras de ropa constituyen un 17% de tu cuenta de la electricidad que puede sumar después de los meses. Las lavaplatos son especialmente útiles pero puedes ahorrar bastante si sencillamente dejas que los platos se sequen solos en vez de usar el calentador que es el equivalente de una cocina eléctrica gigante encendida y consumiendo electricidad secando platos que a lo mejor no vas a utilizar inmediatamente.

Cuidado con la energía vampira. Esta es la energía que se consume por equipos conectados a la electricidad que no están encendidos. Utiliza un conector inteligente como los TrickleStar que le suprimen la electricidad a los artículos que no lo necesitan como por ejemplo el monitor de la computadora cuando la computadora está durmiendo. Otra manera sencilla es desenchufar lo que no estés utilizando, desde cargadores de teléfono hasta tocadores de DVDs y consolas de juego. Cada poquito cuenta.

No te olvides del aislamiento de la casa. Esto es increíblemente importante. Si la casa está desperdiciando calor o frío, vas a gastar mucho más dinero en mantenerla a una temperatura confortable. ¿Cómo puedes saber por donde se está yendo el aire? Comienza por lo obvio, revisa si hay huecos o grietas y si quieres saber de verdad, consigue una cámara infrarroja que muestra las diferencias de temperatura en la casa. Flir fabrica una caja para iPhone que tiene una cámara infrarroja. Seek fabrica una que se puede conectar usando el puerto lightning. Todavía están un poco caras pero es una buena idea conseguir esta u otra aunque sea rentada por un día.Contacta a tu compañía de energía y es posible que ellos tengan un programa que te ayude a subvencionar estas mejoras. En muchos casos, pueden hasta enviar un inspector a tu casa y proveerte subsidios para algunos de estos servicios como el de ponerle aislamiento térmico al ático entre otros.

Los calentadores de agua eléctricos de tanque también pueden ser una fuente de gastos de energía ya que están diseñados para mantener el agua en el tanque a una temperatura específica aunque no haya nadie en la casa. baja la temperatura para que el agua no salga tan caliente y de esa manera usas menos agua fría en la ducha y no necesitas estar calentando esa agua en todo momento y apágalos o ponlo en modo ausente si te vas de vacaciones por varios días. Si ya es hora de reemplazarlos, considera un modelo sin tanque que solo se encienden y calientan cuando lo necesitas y también duran más y ocupan menos espacio que los de tanques.

Al final, si ahorras un poquito todos los meses, al final del año vas a tener un poco más de presupuesto para regalos.

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.