La muerte de las ilusiones de privacidad

Camara Privacidad

La verdad, a veces, asusta más que la ficción pero la ficción prepara a las personas a enfrentar realidades chocantes sin traumatizarse. Todo es cuestión de tiempo y los gobiernos saben esto.

Hace años estamos viendo películas de conspiración donde el gobierno puede espiar a cualquier ciudadano sin mucho esfuerzo porque la infraestructura para hacerlo está establecida. Las revelaciones del programa XKeyscore esta semana confirman muchos de los peores miedos de los defensores de la privacidad individual y la capacidad de espionaje solo antes vista en los salones de cine. ¿Qué es este programa y por qué es importante?

El XKeyscore le da a la agencia de seguridad nacional o NSA por sus siglas en inglés, la más amplia cobertura que se ha descubierto para colectar datos de la actividad en línea de los ciudadanos. Con este programa, los analistas de información pueden saber de todo lo que has hecho en línea, desde los e-mails, actividad de los medios sociales y hasta tu historia de navegación. La mejor parte es que los analistas no necesitan autorización previa para conducir estas búsquedas. En otras palabras, todo lo que haces en línea está siendo colectado y potencialmente monitoreado sin ningún tipo de control de tu parte.

Si, existe un proceso de autorización básico para comandar tu información pero no hay garantía que alguien con acceso no te pueda espiar. La mejor parte de todo esto es que al principio cuando Edward Snowden, mencionó que con solo tener acceso a tu e-mail el podía hacer todas estas cosas, los políticos en Washington lo negaron fervientemente. ¿Qué más estarán negando?

Esta semana también se dio a conocer que el FBI puede activar el micrófono de tu teléfono celular o de tu computadora, para usarlo como un sistema para espiar tus conversaciones. Todo esto es en adición a la colección masiva de información de las llamadas telefónicas que fue revelado en el programa PRISM que comenzó toda esta saga.

La verdad que a estas alturas, si tienes algún tipo de noción de privacidad vas a tener que desconectarte completamente. No teléfonos celulares, no cámaras web, televisores inteligentes y mucho menos acceder al internet. En otras palabras, para conservar nuestra privacidad vamos a tener que mudarnos para el medio de las montañas y vivir desconectados de la sociedad. Obviamente esto no es realístico para la mayoría de nosotros y tenemos dos opciones. Comenzar a protestar este tipo de espionaje personal o sencillamente acostumbrarnos a ser observados.

El hecho que nos guste que se nos respete nuestra privacidad, no quiere decir que somos terroristas. Todo lo contrario, este derecho está declamado en la cuarta enmienda de la constitución de los Estados Unidos que protege a los ciudadanos contra búsquedas y registros sin tener una causa probable y sin tener una orden judicial.  Al paso que vamos, en un futuro no muy lejano no nos van a quedar muchos derechos que defender y viviremos en una sociedad constantemente vigilada si no es que ya estamos en ella.

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.